Coronavirus: Estados Unidos debió desechar al menos 15 millones de vacunas

0
80

Los motivos contemplan fecha de caducidad vencida, error de dilución, problemas de refrigeración y frascos fisurados.

Estados Unidos desperdició al menos 15 millones de vacunas contra el coronavirus desde el 1 de marzo pasado, según informó este jueves la prensa local a través de información obtenida de las autoridades sanitarias.

El número de dosis desechadas fue reportado por los Estados y las farmacias que administran las vacunas a la red de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), principal agencia federal de salud pública del país.

Se trata probablemente de un subregistro, ya que faltan varios Estados o agencias federales en los datos. Los motivos contemplan fecha de caducidad vencida, error de dilución, problemas de refrigeración y frascos fisurados.

Cada frasco contiene varias dosis, por lo que una vez abierto el recipiente se debe usar todo el contenido en las horas siguientes o, en caso contrario, desecharlo.

Dos cadenas de farmacias, Walgreens y CVS, dieron cuenta de más de dos millones de dosis desperdiciadas cada una, y Walmart y Rite Aide, más de un millón, informaron la NBC y la agencia de noticias AFP.

Según datos anteriores entregados por los CDC, entre el inicio de la campaña de vacunación estadounidense en diciembre de 2020 y marzo de 2021, apenas unas 200.000 dosis habían sido desperdiciadas, mientras que la mayoría de las 15 millones de vacunas se tiraron entre junio y agosto. 

Esta cifra representa una pequeña fracción de las 444 millones de dosis distribuidas en el país desde diciembre, de las cuales ya se aplicaron efectivamente 371 millones.

Sin embargo, la desigual capacidad que tienen los diferentes países para adquirir vacunas parece no zanjarse, y varios de ellos no pudieron hasta el momento inmunizar más que a una pequeña parte de su población, como el caso de muchas naciones africanas.

“Es un problema de equidad”, dijo a NBC Tim Doran, profesor en salud pública en la Universidad de Nueva York. Y agregó: “Hay países muy ricos que acceden a vacunas y simplemente tiran dosis”.

Estados Unidos anunció a principios de agosto que había enviado a países extranjeros 110 millones de dosis, y comenzó a distribuir a finales de agosto una parte de la donación de 500 millones de dosis de Pfizer prometidas a países de bajos recursos.