Feletti afirmó que el acuerdo de precios se cumple en un 80%

0
23

El secretario de Comercio Interior admitió “mucha tensión” con algunas empresas para llevarlo adelante, remarcó que “Argentina no puede quedar encorsetada a los planes de negocios de 30 empresas”, y calificó de “aceptable” el acatamiento de la medida.

El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, dijo este martes que el acuerdo de precios se está cumpliendo en un 80%, admitió “mucha tensión” con algunas empresas para llevarlo adelante y remarcó que “Argentina no puede quedar encorsetada a los planes de negocios de 30 empresas”.

“Se está cumpliendo el programa ahora, quiero ser justo, pero hubo mucha tensión; la elite tiene que comprometerse con un país viable, si no hay una canasta alimentaria básica de 1.500 productos en un país que produce alimentos, estamos en un problema”, señaló Feletti en diálogo con Radio del Plata.

Afirmó que “la medida se está cumpliendo, en la primera semana de aplicación hubo en total en precios y abastecimiento un índice combinado de casi 80%, un 78% de acatamiento, para un comienzo es aceptable”.

“Si no hay una canasta alimentaria básica de 1.500 productos en un país que produce alimentos, estamos en un problema”

“Igual estamos presionando para ampliar y subir ese margen”, agregó, y dijo que hay “mucha heterogeneidad en algunos supermercados, pero las grandes cadenas por ahora están cumpliendo, y estamos ahora en una discusión con mayoristas y cadenas minoristas o de menor porte porque evidentemente hay diferencias de márgenes”.

En este contexto, adelantó que “el lunes que viene vamos a hacer una convocatoria muy amplia para repasar todos esos temas; si me tengo que guiar por lo que está ocurriendo hoy en las grandes cadenas, el programa se está cumpliendo”.

Consideró que “son poco más de 1.400 productos, es un 10% del panel de productos en oferta, es asegurar una canasta amplia para desayuno almuerzo merienda y cena, no estamos hablando de un gran esfuerzo para las empresas”.

Al respecto, manifestó: “Me sorprendió mucho en las cúpulas empresarias, uno esperaba un destrabe mucho más fácil y mayor acompañamiento inicial, ahora hay acompañamiento a partir de habernos sentado mano a mano con las empresas, haber hablado con las grandes empresas, con mayoristas, hemos logrado sedimentar la medida”.

Señaló que “había una aceleración de precios indebida, fuerte, los primeros 15 días de octubre”, porque “hay una influencia de los consultores de las grandes empresas que les dicen ‘esto que están poniendo de estimular la demanda va a traer inflación, cubrite’, es la profecía autocumplida”.

Feletti indicó que tenemos por delante “la primera fiesta después de pandemia, la gente va a querer festejar, no los frustremos”, y consideró que “Argentina no puede quedar encorsetada a los planes de negocios de 30 empresas”.

“Argentina no puede quedar encorsetada a los planes de negocios de 30 empresas”

“Debería ser una causa nacional aparear la política de salarios con la política de precios por lo menos en alimentos; no lo veo en términos electorales sino que ya que se habla de una Argentina de acuerdos, bueno una de las cosas que tiene que estar arriba de la mesa es que la gente coma”, remarcó.

Sostuvo que el acuerdo “ha provocado tanta tensión y debate” porque “lo que te enfrentás es qué está pensando una elite para Argentina; hay empresarios o cúpulas empresarias que critican a la Argentina, pero es un país bueno para construir fortunas y llevárselas al exterior y nosotros somos malos”.

Al respecto, dijo que “estas cúpulas empresarias durante la dictadura cívico militar cuando terminó y colapsó como era previsible, dijeron que la culpa fue de los militares, a pesar de que ellos se habían beneficiado de las políticas de Martínez de Hoz; cuando fue la experiencia neoliberal de los 90 y colapsó como era previsible y ellos se beneficiaron de esas políticas dijeron la culpa fue de los políticos, ellos nunca asumen su culpa”.

“Ahora en esta crisis se les está pidiendo que colaboren, que ayuden a que van a ser las primeras fiestas después de la pandemia, donde la gente tiene que festejar, es casi una posguerra a nivel mundial, que no se frustre por precios”, concluyó.