Inspección ocular en la casa del intendente acusado de abuso

0
126

Por la descripción que hizo la denunciante cuando la privó de su libertad.

Intendente Elpidio Guaraz.

Antonella Kranevitter, la nueva fiscala que investiga las denuncias por acoso, abuso sexual y privación ilegítima de la libertad contra el intendente de Bañado de Ovanta, Elpidio Guaraz (61), ordenó nuevas pericias en la causa. Teniendo en cuenta el relato de una de las dos mujeres que lo denunciaron en junio, pidió que la Policía de Catamarca y Gendarmería Nacional concretaran una inspección ocular en la casa del funcionario público.

La inspección ocular había sido solicitada por el abogado de una de las víctimas, Luis Muñoz y Pérez, en junio, cuando se radicó la denuncia formal, pero recién fue concretada ayer. No obstante, se avanzó también con el resto de las pericias solicitadas y también con las declaraciones de los testigos presentados por el defensor del Intendente.

Según se pudo saber, la víctima había relatado que Guaraz la “raptó” de su domicilio y la llevó hasta su vivienda en donde la encerró, la golpeó y abusó sexualmente. Teniendo en cuenta que dio detalles del domicilio del acusado, la fiscala ordenó que se realice la inspección y así sumar más pruebas la causa.

Por otra parte, se concretaron pericias y visualización de teléfonos móviles en donde obrarían más pruebas sobre el acoso del que la denunciante era víctima. En cuanto a los testigos presentados por la defensa, se supo que el argumento habría sido el de mencionar que la denunciante era “celosa”, algo irrelevante en las causas que investigan violencia de género.

Concretadas las pericias, las víctimas y sus abogados esperan que la fiscala pueda imputar finalmente a Guaraz y de esta manera tomarle declaración indagatoria.

En agosto, la víctima había redactado una carta para pedir a las autoridades judiciales que actúen en su caso. “Vivo con miedo. Intento ser feliz todos los días y me despierto pensando que solo fue una pesadilla, pero no es así… éste monstruo me destruyó la vida y sigue como si nada pasara. Me pregunto mil veces por qué el mundo es tan injusto, por qué me tocó a mí dar esta pelea. Sólo pido justicia. A la gente le digo que lo que yo viví, lo vivieron muchas niñas. La pedofilia es un delito y yo no lo supe denunciar o no pude. Hoy puedo y no me voy a callar, mi grito por justicia se va a oír en todos los rincones”, dijo en su momento.

Denuncias

Las denuncias contra el Intendente, fueron presentadas por dos jóvenes con diferencia de sólo un día durante los primeros días de junio. La primera de las denunciantes aseguró que Guaraz la comenzó a seducir desde que ella tenía 14 años de edad y él más de 50. Así, mantuvo una relación con él, pero cuando quiso dejarlo comenzó a perseguirla, golpearla y acosarla. En ese contexto, fue que la encerró en su casa con fines sexuales.

La segunda denunciante, señaló el hostigamiento del Intendente quien llegó a inhabilitarle el comercio que ella manejaba para obligarla a mantener una relación sentimental con él. Sobre esta inhabilitación comercial, actuó la Corte de Justicia, quien falló a favor de la joven y decretó la irregularidad. Además, analizó que  lo que ella vivió fue un acto de violencia de género.

Por otra parte, Guaraz quien cosechó más de una docena de denuncias penales desde que asumió y es reelegido como líder político de su comuna desde el año 2007, aún tiene dos causas abiertas, una por abuso de autoridad y usurpación (2015) y otra del año 2012 por Fraude en Perjuicio de la Administración Pública. Pese a esto, siguió postulándose como representante del Partido Justicialista.