Una carta de agradecimiento dejó al desnudo la colaboración

0
15

Mauricio Macri apoyó el golpe contra Evo Morales con material represivo y Alberto Fernández pidió disculpas a Bolivia.

Una carta enviada por el comandante de la Fuerza Aérea boliviana al embajador argentino dejó al descubierto la sociedad del Gobierno de Macri con los golpistas que derrocaron a Evo Morales. Alberto Fernández se disculpó con Luis Arce y reveló que esos hechos están siendo analizados por la CIDH.

Por Felipe Yapur

El golpe de Estado contra Evo Morales, en noviembre de 2019, no fue realizado solo por integrantes de las fuerzas armadas y de seguridad de Bolivia y de fuerzas políticas de derecha, también tuvo el respaldo de al menos tres países latinoamericanos. Uno de ellos fue el gobierno de Mauricio Macri. Un hecho que quedó confirmado a través de una carta enviada por el entonces comandante general de la Fuerza Aérea boliviana, Jorge Gonzalo Terceros Lara, donde le agradece al embajador argentino de entonces “la colaboración prestada” en el marco del respaldo internacional “debido a la situación conflictiva que vive Bolivia”. Hace unas horas, el presidente boliviano Luis Arce habló con Alberto Fernández, quienes acordaron investigar en forma conjunta pero el mandatario argentino consideró que la conducta de Macri bien puede considerarse como “partícipe necesario de una sedición”. 

La misiva, cuyo original consta en los archivos de la embajada en La Paz, agradece además el “material bélico de agentes químico” que el gobierno de Macri les había remitido. En el gobierno argentino califican esto como “gravísimo” e incluso advierten que puede tener consecuencias judiciales para Macri.

El canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, brindó una conferencia de prensa donde dio cuenta de la existencia de la nota de Terceros Lara y recordó que el entonces gobierno ecuatoriano Lenin Moreno, también envió material bélico a la dictadura de Jeanine Añez. Ante esto, Mayta comparó lo sucedido con el Plan Cóndor que implementaron las dictaduras latinoamericanas en los años setenta. 

El golpe de Estado contra Evo Morales, en noviembre de 2019, no fue realizado solo por integrantes de las fuerzas armadas y de seguridad de Bolivia y de fuerzas políticas de derecha, también tuvo el respaldo de al menos tres países latinoamericanos. Uno de ellos fue el gobierno de Mauricio Macri. Un hecho que quedó confirmado a través de una carta enviada por el entonces comandante general de la Fuerza Aérea boliviana, Jorge Gonzalo Terceros Lara, donde le agradece al embajador argentino de entonces “la colaboración prestada” en el marco del respaldo internacional “debido a la situación conflictiva que vive Bolivia”. Hace unas horas, el presidente boliviano Luis Arce habló con Alberto Fernández, quienes acordaron investigar en forma conjunta pero el mandatario argentino consideró que la conducta de Macri bien puede considerarse como “partícipe necesario de una sedición”. 

La misiva, cuyo original consta en los archivos de la embajada en La Paz, agradece además el “material bélico de agentes químico” que el gobierno de Macri les había remitido. En el gobierno argentino califican esto como “gravísimo” e incluso advierten que puede tener consecuencias judiciales para Macri.

El canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, brindó una conferencia de prensa donde dio cuenta de la existencia de la nota de Terceros Lara y recordó que el entonces gobierno ecuatoriano Lenin Moreno, también envió material bélico a la dictadura de Jeanine Añez. Ante esto, Mayta comparó lo sucedido con el Plan Cóndor que implementarons las dictaduras latinoamericanas en los años setenta.  

La respuesta de Alberto Fernández

“Dolor y vergüenza”, afirmó sentir el presidente Alberto Fernández en una carta que hace apenas unas horas le remitió a su par boliviano Luis Arce, luego de haber tomado conocimiento de la nota que se encuentra en la embajada argentina en Bolivia y que fuera enviada por el golpista Terceros Lara el 13 de noviembre de 2019, apenas tres días después de consumado el golpe contra Evo Morales. 

En la Casa Rosada sostienen que la nota de Terceros Lara no sólo complica aún más al militar boliviano ante el proceso judicial que enfrenta en su país sino que ahora incorpora a Macri. De hecho, el Presidente le ordenó a la ministra de Seguridad que inicie una investigación para determinar cómo salió ese material bélico.